INVALIDEZ PERMANENTE EN LOS TRABAJOS DE GRAN INTENSIDAD FISICA.-

El pasado 25 de octubre se dictó sentencia por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias por la que se estima el Recurso de Suplicación interpuesto por nuestro despacho de abogados y se reconoce a nuestro cliente una incapacidad permanente total para el desempeño de su profesión habitual como mecánico de camiones.

Inicialmente el Juzgado de lo Social nº 4 de Santa Cruz de  Tenerife había desestimado la pretensión del trabajador al entender que las dolencias que éste padecía no eran lo suficientemente limitantes y de entidad para que no pudiera desarrollar su trabajo con normalidad.

Sin embargo, la Sala del TSJ entiende acreditado que el actor padece varias discopatías y hernias discales, produciéndole hipertrofia y protusión discal, lo que le genera varios episodios de lumbalgia que son repetitivos, constantes y dolorosos. En base a esas dolencias, el Tribunal analiza las funciones habituales que debe desarrollar en su puesto de trabajo. Su trabajo habitual como mecánico de camiones exige una serie de requerimientos de gran esfuerzo físico tales como sustitución de motores, manipulación de piezas mecánicas, instalación de componentes de mecatrónica, montaje de motores y piezas una vez reparados, etc.

Concluye la sentencia confirmando que tales actividades conllevan una carga física bastante elevada que es incompatible con sus secuelas y dolencias, lo que le impide desarrollar su trabajo, lo que trae como lógica consecuencia que se le reconozca una invalidez permanente para su trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *