Glosario de las prestaciones de Seguridad Social más relevantes.-

Las prestaciones y pensiones de la Seguridad Social a las que se puede tener derecho son principalmente las siguientes:

Prestación de incapacidad temporal

Es un subsidio diario que cubre la pérdida de ingresos del trabajador producida por una enfermedad o accidente que le imposibilita temporalmente para trabajar y que precisa asistencia sanitaria de la Seguridad Social. En el caso de enfermedades comunes y accidentes no laborales, la cuantía a percibir es del 60 % de la base reguladora desde el 4.º día de la baja hasta el 20.º, inclusive, y del 75 % desde el día 21 en adelante. La cuantía a percibir en el caso de enfermedad profesional o accidente de trabajo es del 75 % de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja en el trabajo.

Prestación de maternidad y de paternidad

Las prestaciones económicas por maternidad y paternidad tratan de cubrir la pérdida de rentas del trabajo o de ingresos que sufren los trabajadores, por cuenta ajena o por cuenta propia, cuando se suspende su contrato o se interrumpe su actividad para disfrutar de los periodos de descanso en caso de nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento. La prestación económica consiste en un subsidio equivalente al 100 % de la base reguladora correspondiente.

Prestación por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave

Esta prestación económica está destinada a los progenitores, adoptantes o acogedores que reducen su jornada de trabajo para poder cuidar a un menor a su cargo afectado por cáncer u otra grave enfermedad. Su objeto es compensar su pérdida de ingresos al tener que reducir su jornada, con la consiguiente disminución de su salario, por la necesidad de cuidar de manera directa, continua y permanente a los hijos o menores a su cargo durante el tiempo de su hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad.

Prestación por riesgo durante el embarazo y por riesgo durante la lactancia natural.

El objeto de la prestación por riesgo durante el embarazo es cubrir la pérdida de ingresos derivada de una suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo en los supuestos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otro compatible con su estado, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados. Por su parte, la prestación por riesgo durante la lactancia natural cubre la pérdida de ingresos que se produce cuando la trabajadora es declarada en situación de suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante la lactancia natural de un menor de 9 meses en los supuestos en que, debiendo cambiar de puesto de trabajo o de actividad por otro compatible con su situación, dicho cambio no resulte técnica u objetivamente posible o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados.

Pensión de incapacidad permanente

Esta pensión, en su modalidad contributiva, cubre la pérdida de rentas salariales o profesionales que sufre una persona cuando estando afectada por un proceso patológico o traumático derivado de una enfermedad o accidente, ve reducida o anulada su capacidad laboral de forma presumiblemente definitiva.

Prestación por lesiones permanentes no invalidantes

Prestación consistente en una indemnización a tanto alzado que la Seguridad Social reconoce a los trabajadores que sufran lesiones, mutilaciones y deformidades causadas por accidentes de trabajo o enfermedades profesionales que, sin llegar a constituir incapacidad permanente, supongan una disminución de la integridad física del trabajador, siempre que aparezcan recogidas en el baremo establecido al efecto.

Pensión de jubilación

Su objetivo es cubrir la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando llega su edad de jubilación y cesa en el trabajo por cuenta ajena o propia, poniendo fin a su vida laboral, o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos. El periodo mínimo de cotización para cobrar una pensión por jubilación es de 15 años, de los cuales al menos 2 deberán estar comprendidos dentro de los 15 años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho. Al ser una pensión vitalicia, solo se extingue con la muerte del beneficiario.

Prestaciones de muerte y supervivencia y prestaciones familiares

Están destinadas a compensar la situación de necesidad económica de determinadas personas al producirse el fallecimiento de otras. No podrán ser beneficiarios de las prestaciones de muerte y supervivencia quienes fueran condenados por sentencia firme por la comisión de un delito doloso de homicidio en cualquiera de sus formas cuando la víctima fuera el sujeto causante de la prestación.

Seguro escolar

Su finalidad es proteger a los estudiantes menores de 28 años que cursen estudios oficiales desde 3.º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) hasta el final del tercer ciclo universitario, mediante prestaciones sanitarias y económicas en caso de enfermedad, accidente escolar e infortunio familiar. El beneficiario de las prestaciones del seguro escolar es el estudiante, excepto en las indemnizaciones por fallecimiento por accidente o enfermedad, en las que serán los familiares. En el caso de accidente escolar, se cubre la asistencia médica y farmacéutica, indemnizaciones económicas por incapacidad y gastos de sepelio. El infortunio familiar es una situación que deriva del fallecimiento del cabeza de familia o de la ruina familiar.

Asistencia sanitaria

Consiste en la prestación de los servicios médicos y farmacéuticos necesarios para conservar o restablecer la salud de sus beneficiarios, así como su aptitud para el trabajo. Proporciona, también, los servicios convenientes para completar las prestaciones médicas y farmacéuticas, atendiendo de forma especial a la rehabilitación física precisa para lograr una completa recuperación profesional del trabajador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *