EFECTOS NOCICOS DE TÓNER, FOTOCOPIADORAS

EFECTOS NOCICOS DE TÓNER, FOTOCOPIADORAS Y RADIACIONES DE PANTALLAS.

Esta problemática esta extendida hoy en día en muchos centros de trabajo, incluso en nuestros domicilios pasa algo semejante, pero sin duda donde solemos pasar más horas rodeados de estos aparatos es en el trabajo.

Tanto ordenadores, como fotocopiadoras disponen de un dispositivo de ventilación, pues bien las salidas de aire de los mismos o de cualquier otro aparato no debe de estar nunca enfocadas directamente sobre el lugar físico donde normalmente se ubican los trabajadores, en mesas enfrentadas es conveniente ponen una mampara baja que separe y corte cualquier flujo proveniente de las maquinas del compañero, esto también vale si no se produce flujo lateral.

A no ser que se tengan equipos muy antiguos, todos los actuales que llevan las referencias de la CE se supone cumplen la normativa para reducir o evitar los riesgos según los límites legalmente establecidos (ante la duda solicitar la ficha técnica de los aparatos para poder contrastarlo). Las Pantallas ya deben ser todas de Low Radiación (baja radiación) y si no trabajamos a menos de 25 cms de la ellas no tiene por que haber ningún problema.

En cuanto a las fotocopiadoras como medida preventiva básica, no debemos ingerir ni mantener alimentos cerca de ellas y si el nivel de utilización es elevado, más allá de lo puntual, deben de instalarse aisladas de las zonas donde se este trabajando. Si su utilización es muy elevada entonces debe ser objeto de estudio y de evaluación especializada.

El TÓNER contiene diversos compuestos entre los que se encontraban hasta ahora elementos potencialmente cancerígenos, en la actualidad la tendencia ha sido la de modificar dichos compuestos bajando su nivel de riesgo. Se debe solicitar la ficha técnica donde se indiquen cuales son estos compuestos y verificar como están catalogados respecto a sus efectos sobre las personas.

Los recipientes que contienen tóner ya prácticamente son todos cerrados no teniendo por que desprenderse partículas de su contenido., eso sí se debe tener la máxima precaución en su manipulación.

Lo expresado es en base a los datos y normativa oficial existente en la actualidad en este tema. Los recelos y las dudas más que razonables ante los efectos de los campos electromagnéticos, entre otros, sobre las personas siguen en pie (vg. Móviles) por lo que una medida conveniente es reducir la máximo posible y razonable el número de aparatos eléctricos que nos rodean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *