Cuando la tecnología nos enferma: la electrohipersensibilidad y 15 maneras de reducirla en el hogar o en trabajo.

La electrosensibilidad forma parte de las nuevas enfermedades surgidas en el seno de las sociedades desarrolladas. Se trata de una enfermedad notoria recurrente provocada por la exposición a campos electromagnéticos. Ser eléctricamente sensible significa poseer un conjunto de síntomas (dolor de cabeza, cansancio crónico, dificultad para dormir…) que se activan o se intensifican al encontrarse cerca de aparatos eléctricos, transformadores, antenas de telefonía móvil y/u otras fuentes de radiaciones. Sin embargo, la persona afectada no aparenta tener problema alguno mientras no se exponga a los campos eléctricos. Toda enfermedad recurrente que sea producida por radiaciones, y que disminuya o desaparezca cuando uno se aleja de la fuente que los genera, constituye un caso de hipersensibilidad electromagnética.

 

El también llamado Síndrome de las Microondas afecta sobre todo a personas con el sistema inmunitario debilitado, o en fase de desarrollo (ancianos, enfermos, niños…) aunque cualquier persona con buen estado de salud puede llegar a padecerla si su exposición a las radiaciones se hace intensa y prolongada. Cursa con síntomas de insomnio, cansancio o irritabilidad. No es mortal, aunque puede acabar degenerando en enfermedades como el cáncer así como provocar diversos trastornos neurológicos en caso de no reducirse la exposición.

 

Estos son los 15 consejos para reducirla (Fuente: http://xananatura.blogspot.com.es)

 

  1. Levantarse con el sol y váyase a la cama temprano, para aprovechar al máximo la luz del díay evitar el uso de la iluminación artificial cuando sea posible.

 

  1. Realizar los trabajos del hogar de forma manual, si hay posibilidad de ello no use la electricidad por comodidad o para ahorrar tiempo. Por ejemplo: utilizar el exprimidor manual, la licuadora manual, la escoba o la fregona, en vez de la aspiradora. Utilice cualquier modo que tenga a su alcance para hacer ejercicio y mantenerse en forma, sin necesidad de ir al gimnasio o salir de casa.

 

  1. Desenchufar los aparatos eléctricos, cuando no los utilice.

 

  1. Mantener el sistema inmunológico reforzado, con una dieta orgánica rica en nutrientes, 8 horas de sueño, ejercicio moderado, mucho aire fresco y sol.

 

  1. Llevar un modo de vida sin químicos para reducir su carga corporal de toxinas. Para ello, sustituir todos los productos de limpieza del hogar y de cuidado personal por versiones sin químicos tóxicos, lleve ropa orgánica, utilizar ropa de cama orgánica, etc. Libera  tu organismo de toxinas con alimentos que eliminan impurezas de tu cuerpo

 

  1. Usar zapatos con suela hecha de materiales naturales (como el cuero sin teñir), caminar descalzo por la playa o la tierra, o abrace a un árbol. Todo son cosas que pueden ayudar a descargar el exceso de frecuencias electromagnéticas (CEMs).

 

  1. Mantener el dormitorio libre de aparatos eléctricos, especialmente cerca de su cabeza mientras duerme. Usar un reloj despertador a pilas, no uno eléctrico. Desenchufar las lámparas.

 

  1. Recuerda que paredes, suelos y techos no obstaculizan los CEMs (frecuencias electromagnéticas), cuando se coloquen muebles.

 

  1. Sustituir los dispositivos Dimmer (que varían la intensidad de la luz regulando su voltaje) por interruptores normales, para eliminar la radiación de alta frecuencia o «electricidad sucia» que pueda ocultarse en el cableado eléctrico de su casa.

 

  1. Evitar la iluminación fluorescente y la halógena de bajo voltaje(incluida la actualmente popular iluminación fluorescente compacta de eficiencia energética). La luz fluorescente se ha demostrado que causa migrañas y además contiene mercurio, material peligroso que puede crear grandes problemas de salud y medioambientales.

 

  1. Evitar el uso de aparatos con varias velocidades, como ventiladores, calentadores, lavadoras de carga frontal y algunos hornos.

 

  1. Evitar el usode hornos microondas, secadores de pelo, cepillos de dientes eléctricos, mantas eléctricas, colchonetas de calor, monitores de bebés, y otros productos eléctricos.

 

  1. No comprar teléfonos inalámbricos DECT (tecnología estándar para inalámbricos cuyo radio alcanza de 25 a 100 metros), porque emiten una señal electromagnética constante, incluso sin utilizarGuarde los teléfonos móviles para emergencias y use líneas de cable siempre que le sea posible. Asegúrese de tenerlos apagados cuando no estén en uso y evite utilizarlos dentro de vehículos. Cuando use teléfonos móviles utilizar auriculares para reducir los campos electromagnéticos y dispositivos de protección adecuados. Mantenga los cargadores de móviles desconectados, cuando no los utilice.

 

  1. Use pantallas de televisión y de ordenadores de LCD, evite los televisores de plasmaUtilice elordenador lo mínimo y desconéctelo cuando no lo use.

 

  1. Evite áreas con redes inalámbricas (WiFi): cafés con Internet, aeropuertos, etc.

Vídeo sobre la electrosensibilidad. Entrevista a Alberto Cela, que sufre electrosensibilidad y es autor de una web sobre la dolencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *