Condena al INSS a abonar las prestaciones derivadas de una baja médica inicialmente calificada de fraudulenta

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en Sentencia de 22 de febrero de 2018, ha estimado el recurso planteado por nuestro Despacho y revocando la Sentencia de Instancia, declara efectos económicos a una baja médica no reconocida por la Seguridad Social, por derivar de distinta patología a la del proceso anterior, condenando al demandado a abonar al actor las prestaciones de dicha baja médica que se hubieran devengado.

El actor había presentado demanda frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social solicitando que se dictara sentencia por la que se reconociera efectos económicos al proceso de incapacidad temporal por contingencias comunes que había iniciado en enero de 2016, por depresión, ya que consideraba que era por patología distinta del proceso concluido por alta emitida por la Seguridad Social en diciembre de 2015 por patología de tipo lumbar. Dicha baja no fue abonada por la entidad por entender que la misma era abusiva con el objeto de prolongar la baja médica por el otro proceso previo.

Concluye la Sentencia dictada que Sólo si constara en hechos probados, basándose en documentos médicos de mediados de enero de 2016, que el demandante no presentaba sintomatología depresiva o que la misma no era objetivamente limitante, podría considerarse atendible la conclusión de haberse producido una actuación fraudulenta. Pero con lo que consta en hechos probados, e incluso con un nuevo examen de la documentación médica, lo único que cabe concluir es que tanto el Instituto Nacional de la Seguridad Social como el juzgador de instancia basaron sus conclusiones sobre abuso (simulación de diagnóstico de la baja médica e inexistencia de situación incapacitante) en meros prejuicios o suposiciones, y no en datos objetivos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *