Cobrar el paro si acepto una reducción de mi jornada laboral.

Muchas empresas intentan reducir costes de personas negociando con sus empleados una reducción de sueldo y jornada laboral.

Es importante que el trabajador tenga claro que sólo en determinados casos se tendrá derecho a la prestación por desempleo, el llamado “paro por reducción de jornada”.

El empresario puede llevar a cabo las reducciones de jornada y sueldo de tres modos distintos:

  1.  Mediante una modificación del contrato del trabajador, reduciendo la jornada laboral. Es el procedimiento del art. 41 ET (Estatuto de los Trabajadores) en el que el empresario debe justificar legalmente los motivos de la reducción.
  2. Esperando a que finalice el contrato temporal del trabajador a jornada completa y renovándole con un contrato a tiempo parcial
  3. Mediante un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), siguiendo el procedimiento establecido en el art. 47 ET, que se modificó por la reforma laboral de la Ley 3/2012 de 6 de julio.

 Pues bien, únicamente  es posible cobrar el paro en el último caso, cuando la reducción de jornada se  hace mediante un ERTE y es de carácter temporal.
En los dos primeros supuestos , cuando se modifica el contrato o bien se sustituye el contrato temporal a jornada completa por uno a jornada parcial siendo el mismo trabajo, el SEPE (INEM) considera que el trabajador no se encuentra en situación legal de desempleo porque ha aceptado voluntariamente dicha reducción y por lo tanto, no hay lugar a que solicite el paro por la jornada que se le reduce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *