Archivo del Autor: Carlos Berastegui

Sentencia sobre igualdad retributiva: A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO.-

El Juzgado de lo Social nº 3 de Santa Cruz de Tenerife, en reciente sentencia de 23 de marzo de 2018, ha reconocido a un trabajador de un Ayuntamiento de la isla de Tenerife el derecho a percibir la misma retribución que otro compañero, que, con idéntica categoría y funciones, percibía casi 10.000 euros anuales más que el actor.

La demanda interpuesta por IUSLABORALISTAS ABOGADOS establecía que nuestro cliente como ordenanza conductor del Ayuntamiento tenía unas retribuciones muy inferiores en relación a otro compañero con idéntica categoría profesional, fundamentalmente en el complemento de puesto ya que en el caso del actor no se le abonaba nada frente a más de 7.000 euros anuales que percibía el otro trabajador. El Ayuntamiento condenado justificaba este trato diferente en que se trataba de una diferencia salarial que radicaba en que el actor estaba adscrito a una Residencia Geriátrica y el otro ordenanza conductor a los servicios generales del Ayuntamiento.

Sin embargo, la sentencia del Juzgado de lo Social nº 3 zanja el asunto, ya que ambos trabajadores con independencia del centro o dependencia a la que están adscritos son trabajadores del mismo Ayuntamiento, e, incluso, reconociendo que por las particularidades del centro de trabajo del actor (atención a personas mayores) su trabajo es de mayor responsabilidad que la del otro ordenanza conductor; además que no se ha argumentado que exista mayor dificultad entre el trabajo de unos y otros.

Esa conclusión conlleva al Juzgado a establecer que ambos deban percibir las mimas retribuciones máxime en el supuesto alegado ya que la empleadora es una Administración Pública y a la misma se le exige un mayor nivel de cumplimiento del principio de igualdad que consagra el artículo 14 de la Constitución

Los permisos retribuidos empiezan a computarse en día laborable

La Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de febrero de 2018 estima el conflicto colectivo presentado por el Sindicato CGT, y determina que las licencias retribuidas por matrimonio, nacimiento de hijo y fallecimiento de familiar comenzarán en día laborable.

Establece al efecto el Alto Tribunal, en línea con otras sentencias recientes que “En efecto, la rúbrica del precepto convencional “permisos retribuidos” nos muestra que los permisos se conceden para su disfrute en días laborables, pues en días festivos no es preciso pedirlos porque no se trabaja, lo que corrobora el primer párrafo del artículo interpretado al decir “Los trabajadores… podrán ausentarse del trabajo, con derecho a retribución…”, ausencia que, según ese tenor literal, carece de relevancia cuando se produce en día feriado. Esta solución la corrobora el art. 37-3 del ET que, al regular el descanso semanal, las fiestas y los permisos dispone que “el trabajador… podrá ausentarse del trabajo con derecho a remuneración”… en los supuestos que enumera y que coinciden con los que nos ocupan en términos que evidencian que el permiso se da para ausentarse del trabajo en día laborable, pues en día festivo no hace falta, cuestión distinta a la del cómputo de los días del permiso iniciado como luego se verá.

Consecuentemente, si el día en que se produce el hecho que justifica el permiso no es laborable es claro que no se inicia el permiso por matrimonio, nacimiento de hijo o fallecimiento de familiar hasta el primer día laborable que le siga. Lo dicho no lo desvirtúa la expresión del Convenio Colectivo que dice “y desde que ocurra el hecho causante”, por cuánto la misma indica que el permiso sólo puede disfrutarse a partir del hecho causante y no antes, pues aquí la conjunción “y” es condicional y expresiva de la condición impuesta para el disfrute del permiso: sólo a partir de la producción del hecho que lo motiva. Por ello, el día inicial debe coincidir con un día laborable: el primero que siga al feriado en el que se produjo el hecho causante.”

Condena al INSS a abonar las prestaciones derivadas de una baja médica inicialmente calificada de fraudulenta

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en Sentencia de 22 de febrero de 2018, ha estimado el recurso planteado por nuestro Despacho y revocando la Sentencia de Instancia, declara efectos económicos a una baja médica no reconocida por la Seguridad Social, por derivar de distinta patología a la del proceso anterior, condenando al demandado a abonar al actor las prestaciones de dicha baja médica que se hubieran devengado.

El actor había presentado demanda frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social solicitando que se dictara sentencia por la que se reconociera efectos económicos al proceso de incapacidad temporal por contingencias comunes que había iniciado en enero de 2016, por depresión, ya que consideraba que era por patología distinta del proceso concluido por alta emitida por la Seguridad Social en diciembre de 2015 por patología de tipo lumbar. Dicha baja no fue abonada por la entidad por entender que la misma era abusiva con el objeto de prolongar la baja médica por el otro proceso previo.

Concluye la Sentencia dictada que Sólo si constara en hechos probados, basándose en documentos médicos de mediados de enero de 2016, que el demandante no presentaba sintomatología depresiva o que la misma no era objetivamente limitante, podría considerarse atendible la conclusión de haberse producido una actuación fraudulenta. Pero con lo que consta en hechos probados, e incluso con un nuevo examen de la documentación médica, lo único que cabe concluir es que tanto el Instituto Nacional de la Seguridad Social como el juzgador de instancia basaron sus conclusiones sobre abuso (simulación de diagnóstico de la baja médica e inexistencia de situación incapacitante) en meros prejuicios o suposiciones, y no en datos objetivos.”

Para ti Gabriel

Ya la compartimos en su momento en nuestro blog, pero nos permitimos repetir esta preciosa canción de Rozalen en homenaje a Gabriel y a sus padres, un suceso que esta semana nos ha dejado un poco rotos a todos. Buen viaje.

“Tienes en los ojos girasoles
Y cuando me miras soy la estrella que más brilla
Cuando ríes se ilumina todo el techo
Ya duermo tranquila, siento tanta calma adentro”

 

¿Puede el padre solicitar el permiso de lactancia?

 

Este permiso se encuentra regulado en el art. 37.4 del Estatuto de los Trabajadores , donde se establece que en los supuestos de nacimiento de hijo, adopción o acogimiento, para la lactancia del menor hasta que éste cumpla nueve meses, los trabajadores tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto, adopción o acogimiento múltiples.

Este permiso es un derecho que puede ser ejercido no sólo por la madre, sino también por el padre. Efectivamente, la normativa española reconoce que el permiso de lactancia es un “derecho individual de los trabajadores, hombres o mujeres”. De este modo, el padre tiene el mismo derecho que la madre para ausentarse del lugar de trabajo durante una hora, reducir su jornada media hora o acumular este permiso en jornadas completas.

Y este derecho se mantiene inclusive aunque la madre no trabaje, toda vez que la concesión del permiso de lactancia a favor del padre está encaminada a proteger el derecho de la mujer a realizar una actividad laboral o profesional, pero también “cualquier actividad destinada al acceso al empleo o la promoción profesional”.

Así, el  permiso por lactancia no se encuentra vinculado al hecho biológico de la lactancia natural, sino que se considera como un tiempo de cuidado a favor del hijo y una medida conciliadora de la vida familiar y laboral tras el disfrute de maternidad. De esta forma, el TJUE y el Tribunal Constitucional han venido considerando que el padre también tiene derecho a disfrutar de dicho permiso, siendo discriminatoria su denegación por el hecho de que la madre no trabaje.

Calcular el salario en meses de 31 días cuando el trabajador no está en activo la totalidad del mes

Conforme determina la Sentencia de la Audiencia Nacional número 30/2018 de 19 de febrero, el sistema de retribución consistente en dividir el salario anual de convenio entre 360 días (12 meses de 30 días cada mes, entendido como mes tipo), de manera que la empresa compute todos los meses de 30 días, implica que los trabajadores que no han estado en activo la totalidad del mes –por haber estado en situación de incapacidad temporal e incorporarse a la empresa una vez iniciado el mes, por haber iniciado la prestación laboral una vez iniciado el mes, o por incorporarse a la empresa tras un periodo de excedencia una vez iniciado el mes–, dejen de percibir un día de salario en los meses de 31 días, lo que no cabe aceptar en el contrato de trabajo regido por el principio de reciprocidad y onerosidad y, en cuanto tal, generador de obligaciones para ambas partes, siendo un derecho básico del trabajador la percepción de la remuneración pactada o legalmente establecida de conformidad con lo establecido en el artículo 4.2 f) del ET. Lo procedente, por tanto, cuando el trabajador no está en activo la totalidad del mes –cuando este es de 31 días– a efectos de cálculo del salario en ese mes, será dividir el salario anual entre 12 y el importe resultante dividirlo entre 31 días, cantidad que se deberá multiplicar por el número de días trabajados.

(SAN, Sala de lo Social, de 19 de febrero de 2018, núm. 30/2018)

Despido nulo por vulnerar la garantía de indemnidad

 

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en Sentencia de 19 de febrero de 2018, ha estimado el recurso planteado por esta parte y revocando la Sentencia de Instancia, declara nulo el despido realizado a la trabajadora.

La actora había interpuesto dos reclamaciones contra la demandada, un Ayuntamiento de Tenerife, habiendo sido estimadas ambas por sendos Juzgados de la Capital. El Organismo demandado procedió al despido de la actora mediante comunicación basándose en causas económicas.

Sin embargo, el panorama indiciario de que la decisión adoptada se basaba en las anteriores demandas de la trabajadora, así como que quedó acreditado que se había realizado posteriores contrataciones por el Organismo demandado tras el despido, implica la declaración de nulidad. En ese sentido, determina el TSJ de Canarias que concurriendo una evidente proximidad temporal con la decisión de despido sin que se haya justificado que el cese de la demandante obedeciera a causas reales objetivas y con la suficiente entidad para considerar que la decisión de despido fuera ajena a la vulneración de derechos fundamentales. Todo ello determina la estimación del recurso de la actora y la declaración de nulidad del despido con las consecuencias previstas en el art. 55 del Estatuto de los Trabajadores, condenando al Ayuntamiento a readmitir a la trabajadora con abono de los salarios dejados de percibir desde el despido hasta que dicha readmisión se lleve a efecto.”

Acumulación del permiso de lactancia y concatenación de contratos en SCS

Todo arrancó hace unos 11 meses. La joven, de 34 años, fue madre de una niña en abril del pasado año. A los pocos días de su nacimiento comenzó a tramitar el permiso de lactancia, ya que este debe ser solicitado previamente y disfrutado una vez culmina el de maternidad. La ley recoge varias posibilidades, como tener una hora diaria o juntar este tiempo y disfrutar de 28 días de forma continuada. Esta última fórmula fue la solicitada por la joven. Aunque en un primer momento desde la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife se le concedió, luego le fue anulado.

El motivo en el que se basó este rechazo es el hecho de que el contrato de la solicitante finalizaba el 31 de diciembre de 2017, siendo de un año de vigencia. Se da la circunstancia de que la enfermera lleva trabajando en el sistema público desde 2007, concatenando 154 nombramientos, como buena parte de sus compañeros.

La conciliación también se logra en los tribunales

Aplazamientos de deudas con la Seguridad Social.-

¿Qué deudas puede aplazar?  Se puede aplazar cualquier deuda que tenga con la Seguridad Social, o como dice la ley “cualquier deuda de Seguridad Social objeto de gestión recaudatoria en dicho ámbito”. Normalmente se tratará de las cuotas que se deben pagar mensualmente por cotizaciones sociales, pero también pueden ser recargos sobre las anteriores. Sin embargo, hay dos tipos de cuotas que son inaplazables: 1) las cuotas que se pagan para dar cobertura a los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales y 2) en el caso de que sea empresario y tenga trabajadores a su cargo, la llamada ‘cuota obrera’, el porcentaje que corresponde pagar al trabajador por cuenta ajena y de cuyo ingreso es responsable el empresario.

¿Cuándo puede pedir el aplazamiento? En el momento en que existan deudas fuera del plazo reglamentario de ingreso, aún dentro del periodo de recaudación voluntaria o cuando la deuda entra en vía ejecutiva y se pone en marcha el procedimiento que puede concluir en un embargo de bienes. La deuda existe formalmente cuando la Tesorería General de la Seguridad Social emite una reclamación de deuda o directamente una providencia de apremio. Debe hacerlo antes de que se autorice la enajenación de bienes embargados.

¿Qué efectos tiene que me lo concedan? Importantes. Desde el momento en que se le concede el aplazamiento, se le considera al corriente de pago de sus obligaciones con la Seguridad Social, un requisito imprescindible por ejemplo para contratar con administraciones públicas o pedir un préstamo a un banco. Además, el procedimiento recaudatorio de las deudas anteriores (las incluidas en el aplazamiento) se suspenden.

¿Lo conceden fácilmente? A partir de 30.000 euros se exige la constitución de garantías: un aval solidario formalizado por entidades financieras u otros medios como la hipoteca inmobiliaria o mobiliaria, o una fianza personal. En estos casos, las garantías que establezca la resolución de concesión se deben constituir en el plazo de treinta días naturales a partir de su notificación. Tampoco se necesita una garantía si el deudor es Administración pública o cuando la deuda es de entre 30.000 y 90.000 euros y se acuerde el ingreso de un tercio antes de 10 días y el resto en los dos años siguientes.

¿En cuánto tiempo podrá pagarlo? Hasta un máximo de cinco años, pero hay flexibilidad en cuanto al tiempo, la cuantía y las frecuencias de cada pago fraccionado. Cuando se concede un aplazamiento se entregan además los cuadros de amortización de la deuda donde se especifica claramente los plazos de amortización, la cantidad a abonar en cada uno de ellos y las fechas de vencimientos. Siempre se podrá liquidar anticipadamente el aplazamiento si las circunstancias económicas mejoran.

¿Se cobrarán intereses? Sí, el interés de demora vigente en cada momento. Ese porcentaje se calcula sobre el total de la deuda aplazada, que puede incluir a su vez los recargos e intereses que no se pagaron antes de pedir el aplazamiento.

¿Y si al final no lo puede pagar? El aplazamiento se incumple si se deja de pagar alguno de los plazos de amortización acordados, pero también si incurre en el impago de deudas posteriores. Es decir, se debe ingresar los vencimientos del aplazamiento pero también debe seguir pagando en plazo, por ejemplo, su cotización como autónomo o la de sus trabajadores como empresario. Si se incumple el aplazamiento proseguirá, sin más trámite, el procedimiento de apremio que se hubiera iniciado antes de la concesión.

Compatibilidad de la prestación por desempleo y trabajo.-

Estoy trabajando a jornada completa y me reducen la jornada

En este caso, no se podrá solicitar la prestación por desempleo. Es indiferente que la reducción de la jornada sea por cuidado de un menor, por una decisión de la empresa o por que lo ha solicitado el trabajador. El único caso en el que se podrá cobrar la prestación por desempleo es si la reducción de jornada tiene como causa un ERTE, es decir, un expediente de regulación de empleo de manera temporal en la que la empresa reduce la jornada de trabajo.

Estoy cobrando el paro y he encontrado un empleo

Sólo podrás compatibilizar el paro si el trabajo es a jornada parcial. Es decir, que si el trabajo es a jornada completa no se podrá compatibilizar el paro y un trabajo. La cuantía de paro que podremos solicitar dependerá de la jornada parcial que vayamos a realizar. Si por ejemplo, estamos trabajando con una jornada parcial del 80%, podremos solicitar la prestación por un importe del 20%.

Estoy cobrando el paro y quiero darme de alta de autónomo

Se puede compatibilizar el alta de trabajador por cuenta propia y seguir cobrando la prestación por desempleo por un máximo de 270 días, es decir, 9 meses. También se puede solicitar el pago único para financiar la actividad que vas a comenzar. No obstante, no es compatible las dos cosas, es decir, no podremos solicitar el pago único y compatibilizar el paro con darse de alta como autónomos.

Tengo dos trabajos y puede que me despidan en uno de ellos

En caso de que se tengan dos trabajos y se pierda uno de ellos, podremos solicitar la prestación por desempleo para compatibilizar el trabajo y la prestación siempre que se cumplan todos los siguientes requisitos:

  1. La causa de extinción de la relación laboral no puede ser baja voluntaria ni renunciar a la prórroga de un contrato temporal. Normalmente, la causa de la baja será un fin de contrato temporal notificado por la empresa o despido -da igual la causa del despido o que el trabajador demande o no-.
  2. El trabajo que mantenga no puede ser a jornada completa.De hecho la cuantía de la prestación dependerá del porcentaje de trabajo que realicemos. Por ejemplo, si seguimos trabajando en una jornada al 50%, podremos pedir el 50% de la prestación, pero si por ejemplo, el trabajo que mantenemos es al 90% sólo podremos pedir el 10% de la prestación por desempleo.

¿Y si luego pierdo el otro trabajo o me doy de baja voluntaria?

En caso de que te despidan del otro trabajo o termine por una causa no imputable al trabajador, se podrá ampliar la prestación por desempleo hasta percibir el 100% de la cuantía que nos corresponde. Ahora bien, si la causa de la baja es una baja voluntaria, abandono del puesto de trabajo o una renuncia a una renovación de un contrato temporal no podremos solicitar la prestación por desempleo, aunque no perderemos la prestación que ya tenemos reconocida.

 

Fuente: www.Cuestioneslaborales.es