¿Qué implica la ampliación del permiso de paternidad de 8 semanas?

Anteriormente, los padres españoles podían disfrutar de un permiso de paternidad de un máximo de 15 semanas tras el nacimiento de un hijo, si la madre les transfería 10 de las 16 semanas de permiso de maternidad.

Los padres con hijos nacidos a partir del 1 de abril de 2019 podrán contar con 8 semanas de baja paternal. En este caso, la baja podría ser de un total de 12 semanas, si la madre les cede cuatro de sus 16 semanas de permiso de maternidad. Anteriormente, las madres podían ceder 10 semanas de su permiso de maternidad a los padres. Con la entrada en vigor de la ampliación del permiso de paternidad, las semanas transferibles pasarán de diez a cuatro. Se trata de un permiso remunerado y una opción viable para los padres. Sin embargo, sólo un 2% de los padres opta por esta solución alternativa, la de la transferencia de semanas de la madre.

Los datos hablan por sí solos. La corresponsabilidad del cuidado del bebé en España, parece derivarse exclusivamente a la mujer.

Los padres que no opten por esa transferencia de semanas, podrán sin embargo disfrutar de las 8 semanas de permiso de paternidad retribuido, que la ley les concede exclusivamente a ellos. Esta baja paternal no es transferible a la madre, por lo que si el padre no decide disfrutar de sus semanas de permiso, las perderá. Se trata de un periodo de tiempo compatible con el de la baja de maternidad de la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *