Archivo del Autor: Carlos Berastegui

El Tribunal Supremo establece que las prestaciones por maternidad están exentas de tributar al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.

El Tribunal Supremo mediante sentencia de fecha de octubre de 2018 en el recurso 4483/2017 ha establecido como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.”

Así lo refleja  la Sección Segunda de la Sala III, de lo Contencioso-Administrativo, que desestima un recurso de la Agencia Tributaria, que defendía que dichas prestaciones no debían estar exentas del IRPF. El Supremo confirma una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de junio de 2017, que estimó el recurso de una mujer y ordenó a Hacienda que le devolviera la cantidad ingresada en el IRPF de 2013 por la prestación por maternidad con cargo a la Seguridad Social percibida en dicho ejercicio.

El Tribunal Supremo considera que la prestación por maternidad a cargo del Instituto Nacional de la Seguridad Social puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero letra h del artículo 7 de la Ley del IRPF, cuando dispone que “igualmente estarán exentas  las  demás  prestaciones   públicas   por   nacimiento,  parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo y orfandad”, para lo que analiza la Exposición de Motivos de la citada ley y realiza una interpretación gramatical y sistemática del referido art. 7 de la Ley del IRPF.

Acceso íntegro al contenido de la sentencia.

Cómputo de antigüedad en el premio de vinculación de hostelería.

El Juzgado de lo Social nº 4 de Santa Cruz de Tenerife, en sentencia de fecha 24 de septiembre de 2018 y asunto tramitado por Iuslaboralistas Abogados, estima la demanda de una trabajadora de hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y declara su derecho a percibir el premio de vinculación establecido en el art. 36 del convenio de aplicación.

La empresa se oponía a tal abono considerando que había existido una interrupción de la prestación de servicios superior a los 20 días hábiles entre los diferentes contratos de trabajo suscritos entre las partes, lo que impedía acceder a tal premio de vinculación al no reunir la trabajadora los 16 años de antigüedad necesarios para ello.

Sin embargo, el Magistrado de Instancia aplica la teoría de la unidad esencial del vínculo laboral desarrollada por el Tribunal Supremo y que requiere que, en cada supuesto concreto, se analice toda la cadena de contratación temporal para, a la vista de la misma, y de la duración de los periodos anteriores o posteriores a cada interrupción, poder valorar si dicha interrupción, con independencia de que supere los 20 días, tiene o no entidad suficiente como para entender quebrada la cadena de contratación.

En el caso de que la interrupción, puesta en comparación con la duración del periodo de encadenamiento anterior y posterior a la interrupción, no tenga relevancia suficiente como para poder entender que era deseo de las partes romper la unidad del vínculo contractual, deberá entenderse que no se ha roto la continuidad de la relación laboral, a efectos del cómputo de la antigüedad.

Por lo que procede a estimar la demanda y reconocer el premio de vinculación a la trabajadora, pese a las alegaciones realizadas por la empresa.

Feliz domingo: October

Mañana llega Octubre. Nada mejor que recibirlo que con U2. Feliz domingo

La Seguridad Social aumentará un sus controles sobre las bajas médicas de los trabajadores.-

La Seguridad Social saca la lupa para vigilar más las bajas por incapacidad temporal de los trabajadores en los próximos tres meses. El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) incrementará un 25% sus controles médicos en este periodo para verificar que las situaciones de incapacidad temporal y el pago de prestaciones están “médicamente justificadas”, según ha explicado el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en un comunicado.

La incapacidad temporal es una prestación que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador está imposibilitado temporalmente para trabajar por enfermedad común o accidente no laboral, enfermedad profesional o accidente de trabajo y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social. En la actualidad, hay 18.145.243 trabajadores protegidos por contingencias comunes, de los que “13.957.927 están cubiertos por las mutuas, 4.151.090 por el INSS y 36.226 por el Instituto Social de la Marina”.

La Administración realizará 64.000 controles médicos en el último trimestre de 2018 que se suman a los que ya se efectúan en esta materia. Las actuaciones se enmarcan en un nuevo “Plan de Intensificación de Actuaciones de control médico de las situaciones de incapacidad temporal”, dotado con 312.142 euros. El Gobierno prevé ahorrar con este refuerzo de la vigilancia “más de 33 millones de euros en prestaciones”.

Para ejecutar este aumento de controles, el Ministerio ha explicado que los 267 inspectores médicos que participan voluntariamente en el plan ampliarán cuatros horas su jornada. La vigilancia se centrará en las bajas de menos de 345 días de duración.

Respuesta al aumento de bajas

El Ministerio ha explicado que este plan de intensificación responde a “la necesidad de reforzar las actuaciones” ante el incremento que desde 2012 han experimentado tanto el número de nuevos procesos de incapacidad temporal por cada mil afiliados a la Seguridad Social, como de procesos abiertos por cada mil trabajadores y su mayor duración media. Según la Seguridad Social, este repunte ha llevado a que “el gasto en incapacidad temporal haya aumentado más de un 10% anual desde 2013”, hasta situarse en los 7.586 millones de euros en 2017. Para 2018, hay presupuestados para este fin 7.979,7 millones de euros.

Cálculo del importe de salarios de tramitación en un despido nulo de trabajador con reducción de jornada por cuidado de hijo

El Tribunal Supremo ha declarado en Sentencia de 25 de abril de 2018, que en caso de despido declarado nulo de un trabajador con reducción de jornada por cuidado de hijo,  los salarios de tramitación, que tienen naturaleza indemnizatoria, deben ser abonados sin tener en cuenta la reducción de jornada

Teniendo en cuenta la naturaleza indemnizatoria que es atribuible a los salarios de trámite, en cuanto suponen un resarcimiento para compensar el daño ocasionado al trabajador por la pérdida de la retribución que hubiere devengado de no haber sido objeto de un despido contrario a derecho, y que la jornada reducida por guarda legal tiende a proteger no solo el derecho de los trabajadores a conciliar su vida laboral y familiar para mejor cumplir con los deberes inherentes a la patria potestad que enumera el artículo 154.1 del Código Civil, sino también el propio interés del menor a recibir la mejor atención posible, el criterio neutral consistente en calcular la indemnización en función del salario realmente percibido perjudicaría de forma desproporcionada a las personas que utilizan esta vía legal de compaginación de su trabajo con el cuidado de sus hijos. Por ello, en los supuestos de reducción de jornada previstos en los apartados 4 bis, 5 y 7 del artículo 37 del ET, para el cálculo de la base reguladora, las bases de cotización se computarán incrementadas hasta el 100 % de la cuantía que hubiera correspondido si se hubiera mantenido, sin reducción, el trabajo a tiempo completo o parcial. Con ello se pretende evitar la pérdida o la reducción de los derechos derivados de la relación laboral, adquiridos o en curso de adquisición, a los que el trabajador pueda tener derecho cuando inicia un permiso parental, así como garantizar que, al finalizar dicho permiso, el trabajador se encuentre, por lo que respecta a tales derechos, en la misma situación en que se hallaba al iniciarse el citado permiso.

(STS, Sala de lo Social, de 25 de abril de 2018, rec. núm. 2152/2016)

El Tribunal Supremo califica de accidente de trabajo el desprendimiento de retina sufrido en el puesto de trabajo

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha dictado Sentencia en la que establece que el desprendimiento de retina sufrido por una administrativa de la Seguridad Social mientras trabajaba delante de la pantalla del ordenador debe ser considerado un accidente laboral al tratarse de una lesión súbita que se ha producido en lugar y tiempo de trabajo.

El tribunal estima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por esta trabajadora que sintió molestias en sus ojos y alteraciones visuales cuando realizaba sus funciones delante del ordenador en la oficina.

Tras ser operada de desprendimiento de retina, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) declaró que su incapacidad temporal derivaba de enfermedad común. Como no estaba de acuerdo con dicha declaración, la recurrente demandó al INSS y el juzgado Social nº 3 de Orense le dio la razón al calificar su incapacidad derivada de accidente de trabajo. Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia declaró que la incapacidad temporal de esta trabajadora derivaba de enfermedad común porque no consideró aplicable la presunción establecida en el artículo 115.3 LGSS al no haberse acreditado que la causa del desprendimiento de retina fuese un traumatismo. También entendió que no había datos de los que deducir una relación de causalidad entre la lesión y el trabajo, puesto que la literatura médica no considera el trabajo frente a pantallas de ordenador como causa de desprendimiento de retina.

El Tribunal Supremo, por su parte, considera que “el hecho de que se trate de una lesión súbita que aparece en tiempo y lugar de trabajo conduce necesariamente a la aplicación del artículo 156.3 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social en cuya virtud se presume que estamos en presencia de accidente de trabajo”. Un artículo que establece que se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en lugar de trabajo. Más aún, añade la Sala, “si se tiene en cuenta que no cabe excluir el factor trabajo en el desencadenamiento de patologías oculares, en concreto, el desprendimiento de retina, sin perjuicio de que, estadísticamente existan otras causas más frecuentes”.

Por ello, indica, “que establecida la presunción corresponde a quien pretende destruirla acreditar la falta de conexión causal entre trabajo y lesión; acreditación que no se ha producido en este caso, pues no puede considerarse como tal el argumento de que no existen casos en la literatura médica que conecten trabajo ante pantallas de ordenador con desprendimiento de retina”.

En primer lugar, explica la sentencia, porque aunque la tarea realizada cuando se produjo el fatal evento se producía ante una pantalla, la presunción legal se refiere al tiempo y lugar de trabajo y no a los instrumentos del mismo; y, en segundo lugar, porque la destrucción de la presunción hubiera exigido la acreditación de una radical incompatibilidad entre el trabajo y la lesión que en este caso no se ha producido.

Por este motivo, la Sala estima el recurso de esta trabajadora y anula la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia que declaró que su incapacidad temporal derivaba de enfermedad común.

Cese objetivo de camarera de pisos tras no superar reconocimiento médico: despido improcedente.

El Juzgado de lo Social nº 1 de Santa Cruz de Tenerife en sentencia de 26 de julio de 2018 y asunto tramitado por este despacho de abogados, declara la improcedencia del despido del que fue objeto la actora como consecuencia de un reconocimiento médico que le efectuó el servicio de prevención de la empresa tras incorporarse de una baja médica de larga duración y al entender que la trabajadora – camarera de pisos – no se encontraba en condiciones de seguir prestando servicios, por lo que se le efectuó un cese objetivo por ineptitud sobrevenida. Sigue leyendo

Nuestro último domingo de agosto.

“Quien se ha cansado bajo el sol del verano, que se guarde del sol del invierno y se caliente al calor de la chimenea”. (Proverbio chino).

Les dejamos con esta magnífica canción de Carlos Ann, “el verano se acabó”. Feliz domingo para todos.

 

Iuslaboralistas Abogados, seleccionado despacho gayfriendly por el magacine y portal Loottis

Loottis es una plataforma web de productos, servicios e información de interés para el universo LGTB que propone desde los más innovadores destinos turísticos hasta los más clásicos, así como productos y servicios a través del portal www.loottis.com.

Actualmente, Loottis despunta en el sector LGTB, con las visitas de más de 100.000 usuarios y más de un millón de páginas vistas cada mes.

Desde este mes de julio de 2018 Iuslaboralistas abogados se ha incorporado al directorio de profesionales de este portal, ofreciendo sus servicios jurídicos en exclusiva para la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Página de Loottis

Concreción horaria de trabajador de hostelería a jornada continua: estimación

El Juzgado de lo Social nº 1 de Santa Cruz de Tenerife en sentencia de fecha 11 de julio de 2018 y en asunto tramitado por este Despacho de Abogados, estima la demanda de concreción de un trabajador de la hostelería que pretendía concretar su jornada de trabajo de turno partido a jornada continua de 8 a 15 hs.

La empresa se oponía a tal medida aludiendo a que la conciliación de la vida familiar del actor no se ve afectada por el hecho de habérsele denegado la reducción solicitada.

Considera el Magistrado que existen causas objetivas para la motivación de la reducción esgrimida, por cuanto el actor tiene tres hijos de escasa edad y la progenitora trabaja en horario de mañana y tarde a la fecha de la solicitud. Además uno de los menores estando aquejado de una discapacidad por lo que requiere de actividades de refuerzo y apoyo pedagógico, que implican su traslado a un centro especializado dos tardes a la semana.

Sigue considerando el Magistrado que por el contrario, la empresa además del presunto defecto de forma de no haber respetado la petición el límite de la jornada horaria según lo exigido por la ley, no esgrimió motivación alguna de carácter organizativo y productivo para justificar la denegación en la carta. En el acto de la vista sí lo hizo pero su alegato basado en la concentración de trabajo en los turnos de mañana y noche del hotel , argumento sin duda razonable al tratarse de un establecimiento cuya mayoría de huéspedes se alijo en régimen de todo incluido, además de vaho y genérico no constituye causa justificativa sólida para prevalecer sobre el derecho conciliatorio del actor, máxime cuando no se pretende alterar la jornada que sigue siendo de lunes a domingo y lo único que se pretende es la utilización de la jornada continuada, la cuál debe ser promovida por todas las empresas ex legem.